Leyendas del Caribe

INICIO

LEYENDAS

EL PROYECTO

NOCHE DE LEYENDAS

CONTACTO

 

El Hombre Caimán.

En Plato, Saúl Montenegro vivía cerca de los canales por donde despachaban el licor. Todos los días, veía a las mujeres caminar hacia al Río para tomar un baño y lavar la ropa.

“¡Ay! Las Plateñas… mujeres hermosas, de piel canela, que dejarían toda su ropa en las orillas del Magdalena”. Silencioso como un animal, Saúl se sumergía en las aguas, escondido en junquillos, donde poco después sería descubierto, golpeado y maldecido.

Viendo su situación y deseo, emprendió un viaje a la Alta Guajira, donde conseguiría dos brebajes: uno para ser caimán y ver tranquilo a las mujeres, y otro para volver a su forma humana y seguir en sus andanzas

Lástima Saulito, que en esos “ires y venires”, quedaste a medio camino.

Mapa del sitio

Inicio
Leyendas
Proyecto
Noche de Leyendas
Contacto

Licencia Creative Commons

Leyendas del Caribe por Bololó Lab se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 3.0 Unported. Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse aquí.

LEYENDAS
DELCARIBE.COM